oy médico clínico, con poco más de 40 años de profesión. Hace alrededor de 30 años que practico una medicina que podemos considerar holística, ya que puedo optar por el uso de terapias florales, oligoelementos, hidrolizados, terapia celular, terapia neural, medicina antroposófica, etc. Además de usar los medicamentos alopáticos que enseña la medicina académica.

Al cabo de esta experiencia, puedo afirmar que hay gente que vive la vida y otros que llevan la vida como una pesada mochila. Que hay gente que vive muchos años en salud y otros que viven muchos años con enfermedades múltiples, que se operan varias veces y registran varias internaciones hospitalarias.

Además, encontré que los humanos no somos todos iguales respecto del pensamiento, de la biología, de la constitución biológica, etc. Pertenecemos a distintos grupos.
Tenemos a los biotipos madera, tierra, fuego, agua y metal, según la medicina china.
A los líderes, discutidores, organizadores, estructurados, serviciales, provocadores, etc; los que beben mucha agua, los que beben poca, los que gustan comidas con sabores fuertes, los que prefieren sabores suaves, los que rinden de mañana, los que rinden de noche, los constipados, y los que tienen evacuación diaria, los que prefieren el invierno y los que reviven en verano. Estos grupos biológicos tienen predisposiciones comunes para sufrir ciertas enfermedades. Hay gente con pensamientos rígidos, lógicos, incrédulos y otros con pensamiento flexible, mágico o artístico, hasta carnívoros o vegetarianos por constitución.-

Hoy les quiero decir que nuestro planeta es un ser vivo tiene un “aura”, radiaciones que se emiten desde su profundidad y recibe radiaciones del universo cósmico, tiene movimientos internos permanentemente, explosiones y fuego en su interior, y como producto de todo esto existen zonas en su superficie que nos son hostiles y otras que nos benefician. Las que son hostiles para nosotros benefician a otros seres vivientes con quienes compartimos esta vida terráquea.

Me propongo enseñarles a encontrar y evaluar esas zonas de radiación geopática o geopatógenas para nosotros, mediante la radiestesia. Comprobar como lo hicieron miles de investigadores que podemos vivir mejor y evitar muchas enfermedades si logramos elegir el sitio neutro donde dormir o permanecer por tiempo prolongado.

 




Home Equipos Textos Contactenos